ENTREVISTAS A PERSONAJES  

Carmen Josefina Mago

 

Nació en el sector de Plaza Bolívar de Araya, el 17/02/1924, sus padres: Baldomero Molero y Julia Mago, sus abuelos: por la parte materna, Evangelista del Carmen Mago, Dionisio Rivero; paternos: Carmelita Molero y Lorenzo Rojas. Carme Josefina, se caso con Cruz Alejandro Vásquez (+), con quien tuvo siete (7) hijos; Andrés Rafael Vásquez (Añú), Omar, Alejandro (+), Sussy, Nery Judith, Mauro y Helen Gregorina.

Carmen Josefina estudió primaria en la Escuela Concentración de Araya, hoy Cruz Salmerón Acosta, desde muy niña sintió desde muy dentro su  pasión por el canto. Desde muy temprana edad viendo las películas en el cine, sintió esos sueños, quien –según ella- se veía reflejada en los personajes de la pantalla gigante.

De niña fue madre  su propia inspiración, pero nunca tuvo la oportunidad, porque no había un lugar donde manifestar sus inquietudes. Escribía canciones y las guardaba, las cantaba mientras hacía los quehaceres de la casa: Lavar, planchar y haciendo comida.

Del mismo modo, -continuaba Carmen Josefina- hacía comparsas a las cuales les hacía las composiciones musicales, así como el diseño de los vestidos.

¿Cuál instrumento musical ejecutas? . su propia is  su

-Lo que es la vida, aunque tuve tres (3) cuatros y dos (2) guitarras, y al no tener una persona que me enseñara, no aprendí.

¿Y cuando joven que hacía con esa inquietud de artista que llevaba por dentro?

-Bueno, solamente tenía oportunidades en las veladas culturales.

¿Una de ellas?

-A veces hacían unas muy buenas en el antiguo sitio que hoy es el comando, pues allí funcionaba un depósito de sal o resguardo, es ese sitio nos entusiasmaba las maestras María Pompa y Josefina García Mago. En esas veladas se cantaba y recitaba, tenía apenas 17 años. Eran los años 41 para el momento. Hubo un buen acto que luego lo presentaron en el escenario del cine de Albertico Pérez (único acto en público para el momento).

¿Me cuentan que le gustabas las parrandas?

-Es verdad, en muchas oportunidades hacíamos actos de reina en carnaval, pascua, sacábamos mis diversiones para llevarlas por las calles de Araya. Antes se parrandeaba con respeto, hoy no, por lo de las minitecas. Antes nos acompañaban en las parrandas, Cuchito Fernández, Eloy Fernández, con sus cuatros, y últimamente Leopoldo (Polo) Rivero. 

¿Algunos triunfos recibidos con tus composiciones?

Con toda la sinceridad y humildad que la caracteriza, Carmen, busca en su corazón antes de responder. –Le hice una canción a  Nelson Parra, para el festival de la canción infantil en Maturín, allí obtuvo el primer lugar con la canción “Península de Araya”, eso fue en el año 78. Luego, mi hija Raiza, en Carúpano llegó segunda con la canción “Que bonito atardecer”. A Héctor (Indio ) Fuentes, le compuse una canción de un día para otro, fue una improvisación prácticamente, para cantarla en la 2da Feria de la Cruz del Mar en el año 1970, con ella llegó en el cuarto lugar, por cierto que Venezolana de Televisión trasmitió ese festival, ¡la canción impacto bastante!.

¿Algún homenaje recibido?

-el primero me lo hizo Mon en el antiguo club de Ensal. Después en Manicuare, con la gente del Centro Cultural, allí le compuse una canción a Salmerón. El tercero y cuarto me lo hizo Hernán Rosas, quien me nombro Patrimonio Cultural Viviente de la Península. El quinto fue en la iglesia de Las Aguas Santas, donde le compuse el Himno a nuestra patrona. El último era en Margarita pero no asistí, porque murió mi hermana Rosa María.

¿Cantante preferido?

-Rocío Dúrcal y Reinaldo Arma.

¿Canciones que te gustan?

-Las mexicanas que me encantan. Un día cante con mariachis en un acto de una reina que es sobrina de Capay.

¿Canción más sentida?

-La que le compuse a mi hijo Andrés cuando se fue a Margarita con sus hijos, -cómo se llama- “La Partida”. La escribí llorando.

¿Mayor anhelo?.

-Ser artista, cantar, actuar a pesar de mis años (78), eso sueño, y es lo que tengo en mi vida.

¿Cuántas canciones haz escrito?

-como unas 50, por la medida chiquita.

¿Alguna publicación de sus canciones?

-La ventana Mágica quedó en hacerme una, pero no ha salido. Carlos Reinales me gestionó con Chelique Sarabia, pero no lo hice. Aunque me ha gustado mucho la que sale en el Cd’ de Tomasito Pérez, muy buena. 

¿Aún compones?

-Sí, ahora se las dedico a mis nietos. Pero sobre todo a mi Araya, de su ambiente de las cuales hoy tengo 3 listas. Generalmente lo hago en las noches, cuando estoy sola en mi casa.

¿Algún anécdota?

-Bueno hace tiempo vino un señor a mi casa, a quien le grave una canción, y hace poco la escuche en la televisión con el nombre de “La paloma”.

¿Alguna otra cosa para cerrar esta conversación?

-Bueno, que siempre le pido a Dios para seguir viviendo, y llevar este entusiasmo por dentro, siempre en mis canciones hablo con Dios.

Entrevista Publicada en el año de 2002, en el Diario del estado Sucre  SIGLO 21. En la Página "ECOS DEL SAL".

Arquímedes José Rojas Vásquez

Nació en Araya el 1 de febrero de 1934. Sus padres José Concepción Rojas y Beatriz Vásquez. Inició su Primaria en Araya, -recuerda- Arquímedes que uno de sus amaestro fue Pompa, en la Escuela Concentración (1940-43) iniciándose en béisbol cuando tenía 10 años con el equipo “El Familiar” dirigido por Eloy Fernández (músico), participaban junto con él Eleazar Fernández, Ricardo, Luis Beltrán Jiménez (Tan), el equipo era del sector de la Plaza Bolívar. Entonces se hacían intercambios con el equipo del Sector La Otra Banda.

¿Para el momento cuál era tu diversión?

_La diversión era el de ir a bañarse a la playa.

¿Tus inclinaciones por el béisbol?

_Mi Papá trabajaba en una empresa petrolera. Pero primero lo hizo en la salina en un remolcador en Hacienda. Un tío, Miguel Rojas lo llamó para trabajar en el Zulia.

_Empezó a trabajar  en Mené Grande, fue en donde se me desató la afición por el béisbol, era una compañía americana, donde habían todas las comodidades: de la escuela al campo. Sacando mi sexto grado en la Escuela Alegría en el Estado Zulia.

¿Hasta que tiempo estuvieron en el Zulia?

_Bueno, a los 16 años retornamos a Araya toda la familia, eran los años 50. una vez en mi pueblo, me inicié en el béisbol. _era el único deporte que se hacía en el pueblo_, en la clase “A” en el “Deportivo Araya”, el equipo lo manejaba Hermes Colmenares y Francisco Rivero, íbamos a participar en Cumaná, recuerdo que en ese equipo jugaban: Armando Mata, Eleazar Fernández, Pedro Manuel Marín, Víctor Rojas, Armando Vásquez, Un pitcher de Guamache llamado José Guerra, recuerdo, que de ese campeonato al único que vinieron a buscar del equipo fue a mí, en la categoría “AA”, para jugar con el “Deportivo Cumaná”.

¿Cómo hizo para entonces?

_Era un poco fuerte, porque  de lunes a viernes trabajaba en Araya, como ayudante en un camión conque cargaban sal, tenía a Gualberto Mago como chofer y Siquito Reinales (dueño del camión), mientras que el sábado y domingo iba a Cumaná a Jugar.

¿Cuál era la diversión, para entonces, en Araya?

_Para el momento la diversión en Araya era ir a los cines de Felito Vásquez y Albertico Pérez. Los sábados era costumbre bailar en los bares de Loña; Bernarda y uno que estaba en  el Sector de Guanta.

¿En qué año jugaste con la selección representando a Sucre?

_Fue precisamente en el año de 1953, fui a representar a Sucre en el Campeonato Nacional en Barquisimeto, para el momento fui el premier Arayero, quedamos Sub-campeón empatados con Zulia y Carabobo, quedando Distrito Federal quedó Cartografía Nacional.

¿Hay algún episodio de tu vida, donde dijiste todo o nada?

Sí, me fui (1955) en una cola en el barco llamado “El Comercio”, que carba sal de Araya a La Guaira. En busca de un mejor futuro para mí y la familia. Llegando hasta Caracas, para el momento jugué con el equipo “Ciudad Universitaria” (55-56). Luego voy al Táchira  en el 1957-58, jugando para el Deportivo Rubio, quedando campeones estadales, en ese año representamos al estado, jugamos en San Cristóbal, llegamos sub campeones, el campeonato se lo llevó Distrito Federal.

_Para el año 1959 retorné a Caracas, de nuevo, jugando para la Policía de Caracas dirigido por el célebre Vidal López.

_Para el año 60 me vine para Barcelona a descansar, jugué para el MOP de Barcelona, ganamos 4 campeonatos, jugué en la segunda base como regular, en esos años conocía a Cheo Castillejo. Viene a Araya el manager más ganador del béisbol, 9 amateur, acude a ver a un jugador, a Cheo Castillejo. Pero Cheo firmó con Despacho de Guanta el equipo contrario.

¿Cómo fueron tus pasos como manager?

_Eso fue cuando en el año 65 retorné  a Caracas, empezando mi carrera como Manager, firmando para Auto mercados Cada “AA”, del estado Miranda. Jugué 3 años y en el 68 fui manager de Miranda  en el campeonato “AA” en los juegos nacionales en Maracaibo. En ese campeonato, conocí a los muchachos de Araya que iban  en la selección de Sucre: Pote y Hernán. Quedamos en el campeonato en el 3er lugar. Volví como manager de Miranda, en los juegos Nacionales, compartía el trabajo con el deporte, era supervisor de vigilancia.

¿En el campo internacional?

_Eso fue en el 72 pasé a otro plano, con el equipo “AA”, “vigilantes de Tránsito” del Distrito Federal, representando a Venezuela en República Dominicana en un intercambio en la copa de la Amistad, quedamos en el tercer lugar. Participaron Cuba, Puerto Rico, Panamá, Nicaragua, 6 equipos.

Regreso luego a Anzoátegui, como fundador del béisbol menor de Corpoven.

¿En que año empezaste a formar parte de los Yankys?

En el 1990, empecé a trabajar como scout de los Yankys de New York , trabajo que aun tengo. Para esa época fui fundador de los Caribes de Oriente, trabajando 8 años me ayudó a prepararme con los grandes profesionales nacionales y norteamericanos. Hasta ahora tengo 14 años con los yanquis.

¿Cuál ha sido el máximo logro cómo scout?

_Uno de mis más grandes lograr hasta ahora es lograr la firma  de Janson Meliá con un bono de 700 millones de dólares y el del pitcher Antonio Armas (hijo),   en las grandes ligas.

¿Cómo te va en tus actividades?

-Muy bien, en estos momentos tengo 6 peloteros en República Dominicana y en EE.UU jugando en la Liga Menor, cubro todo el Oriente del País incluyendo Bolívar y Nueva Esparta.

_eventualmente viajo a República Dominicana para cursos que realizo.

¿Tu mayor orgullo?

_Orgulloso de haber nacido en Araya, en este pueblo que quiero mucho y visito constantemente, sé que tengo  deudas con el pueblo.

¿Un mensaje a la juventud?

_Los logros se obtienen trabajando duro, alejándose de los vicios. En otras partes con jóvenes con menos condiciones físicas rinden más. No tienen ambiciones. Hay que trabajar duro, voy a cumplir 70 años, siempre hago discursos de inglés y mi física todos los días.

¿A nivel familiar?

_Casado dos veces, en Araya con Ángela Martínez, tengo tres hijos, Arquímedes, María y Normas Rojas Martín y 7 nietos y 2 bisnietos. Mi segundo matrimonio es con Haydee Moreno, nativa de Rubio, (Gocha) de 45 años de casado, con ella tengo a: Armando, Sandra, Carmen y Eglee, aquí tengo 6 nietos. Donde existe  mucha familiaridad.

¿Algunos recuerdos imborrables en el béisbol?

Con personalidades e compartido con 2 grandes hombres que son orgullo del deporte, como lo son Alfonzo Carasquel en los Caribes y Pompeyo Davalillo, compartir en un mismo terreno. Tener muy buena amistad con Antonio Armas padre, con el gato Galárraga, tener una pelota firmada por Luis Aparicio y estar vinculado de lleno con los Yanquis de New York y, mantenerme con ellos que es donde radica lo bueno. A pesar de haber realizado movimientos drásticos, donde han cambiado todo el personal y aún trabajo con ellos. En conversación con el vicepresidente de los YN, me manifestó que yo les estaba haciendo el trabajo que ellos quieren, y yo les dije: que para eso me están pagando. Por esa respuesta él se echo a reír.

¿La clave del éxito?

_Hay que sentirse parte del equipo.

_Tener siempre el saludo cariñoso donde me vean de Ordóñez, Bob Abreu, Urbina, que pertenecen a una elite, y darle prácticas, como decimos nosotros:”darles rolin. Donde me ven, me saludan con cariño. Me dicen: “viejo todavía estas con los Yanquis, ¡hasta cuando!”.   

Los Yanquis tiene un concepto diferente al trabajo, estaré hasta que decidan que esté con ellos. Ellos dicen que todavía estoy fuerte y puedo seguir.

En el 76 quedé Campeón bate, en carreras e impulsadas en el estado Miranda. Jugador fogoso a pesar de la poca estatura, jugaba siempre  y trabajaba en el supermercado.

_En las noches, con mi familia, en mi tiempo libre, veo cosas interesantes en la TV.  

_La juventud debe divertirse pero sanamente, me gusta bailar, cantar karaoke con la familia, tengo una familia que me quiere y puedo dar gracias a Dios por lo que me a dado donde trabajo y la salud.

¿Alguna anécdota que recuerdes siempre?

_En el año de 1963 en un campeón suramericano, todo el equipo era de Anzoátegui, participaban: Brasil, Paraguay, Chile, Argentina y Venezuela, en el equipo de Lima eran todos japoneses. Jugaba un Japonés de Argentina, zurdo grandísimo llamado Sacomoto, en una parte le doy un toque sorpresa, y la tercera base se quedó con la bola en la mano. Y me dice: “Los petisos SOS muy mañoso que un burro”. Los petisos son personas pequeñas en Argentina.

Para triunfar hace falta entre otras cuatro cosas importantes: El material humano, estructura  Superar a los entrenamientos y crear disciplina entre los jugadores.

_Armando Mata era el más completo de los jugadores, bateaba muy duro.

Muchos se han perdidos por los vicios.

_Para mi, el mejor jugador que ha tenido Araya fue Cheo Castillejo.

Gracias al amigo Arquímedes Rojas por su tiempo prestado

Carlos Ysaba López


CURRICULUM VITAE DEPORTIVO

ARQUIMEDES JOSE ROJAS VASQUEZ

 Nacido en Araya Edo Sucre El 01 de febrero de 1934

 TRAYECTORIA COMO JUGADOR ACTIVO DEL BÉISBOL “AA”

 

AÑO

EQUIPO

   CUIDAD y/o ESTADO

1.952

Deportivo Araya Clase A

Cumana

1.953

Deportivo Cumana AA

Cumana

1.954

Instituto Ciudad Universitaria  AA

Caracas

1.955

Instituto Ciudad Universitaria  AA

Caracas

1.956

Instituto Ciudad Universitaria  AA

Caracas

1.957

Deportivo Rubio – Táchira  AA

Rubio

1.958

Deportivo Rubio  - Táchira  AA

Rubio

1.959

Policía de Caracas AA

Caracas

1.960

Ministério de obras publica  (MOP)AA

Barcelona

1.961

Ministerio de obras publicas (MOP)AA

Barcelona

1.962

Ministerio de obras publicas (MOP)AA

Barcelona

1.963

Ministerio de obras publicas (MOP)AA

Barcelona

1.964

Ministerio de obras publicas (MOP)AA

Barcelona

1.965

Automercados Cada

Miranda

1.966

Automercados Cada

Miranda

1.977

Automercados Cada

Miranda

1968

Automercados Cada

Miranda

1.969

Automercados Cada

Miranda

1.970

Automercados Cada

Miranda

 ASISTENCIA A CAMPEONATOS NACIONALES “  AA  “ 

ÑO

ESTADO REPRESENTADO

SEDE

1.953

Sucre

Barquisimeto

1.957

Tachira

San Cristobal

1.960

Anzoategui

Trujillo

1.962

Anzoategui

Barcelona

1.963

Anzoategui

Valencia

1.967

Miranda

Caracas

 

 

 

 ASISTENCIA A CAMPEONATOS COMO TECNICO 

AÑO

CARGO

SEDE

1.963

Coach  de Anzoategui campeonato juvenil

Margarita

1.968

Manager de Miranda en los juegos nacionales

Maracaibo

1.970

Manager de Miranda en los juegos nacionales

Maracay

1.971

Coach de Venezuela en una serie amistosa

Republica Dominicana

 TRAYECTORIA INTERNACIONAL

 

AÑO

ACTIVIDAD

LUGAR

1.961

Campeonato suramericano

Lima-Perú

1.963

Intercambio deportivo con Equipo de Colombia

Barcelona-Venezuela

1.964

Intercambio deportivo en Puerto Rico

Barcelona- Venezuela

 OTRAS ACTIVIDADES DEPORTIVAS A NIVEL PROFESIONAL

AÑOS

FUNCIONES

CIUDAD

1.982 AL 1.994

Fundador de la escuela de béisbol menor Criollitos de Venezuela

P.D.V.S.A.

Puerto La Cruz

1.990 al 2.005

Scout de los Yankees de Nueva York

Toda la zona de oriente

1.990 al 1.998

Fundador y Coach  de Los Caribe de Oriente

Puerto La Cruz

2.006 hasta el presente

Academia de Beisbol A.R

Preparando jóvenes prospectos para La firma  con equipos de grandes ligas

Barcelona

La poesía de Luis Jesús Montaño nace de la cotidianidad

Las diferentes poblaciones de la península de Araya guardan dentro de sí gratos personajes, que son ejemplos de trabajo, disciplina e inspiración. En el Rincón, población sus de Araya tiene dentro de su seno a Luis Jesús Montaño Narváez, nació en la misma población que lo cobija día a día, el 24 de febrero de 1935,  sus padres: Arturo Montaño y Carmen Narváez de Montaño, ya fallecidos. Como abuelos paternos: Jesús Figueroa y Jesús del Carmen Montaño.  

Luis José pasó su niñez en su población natal, tierra de pescadores, hasta que tuvo unos años y me enviaron a Cumaná a estudiar hasta 6º, --como lo señala él mismo--, que tuvo que abandonar más adelante por falta de recursos económicos, viniendo a atender los trenes de pesquería de su papá. José refiere: “pasando mis años en esa faena marítima. Luego salí, para más adelante contraer nupcias. Buscando mejorar mi vida, salí de nuevo, pero no fue muy fructífera. Regresando de nuevo para El Rincón en una forma definitiva, teniendo la dicha, en mi mismo pueblo, y en Araya pude encontrar un consuelo para trabajar, cosa que agradezco al pueblo de Araya, para ahorita estar jubilado y gozar con mi familia de esta pensión”.

¿Dónde realizó sus estudios?

--2º y 3º lo realicé en El Rincón, con la maestra Amparo Chópite y Luisa Teresa Magallanes, en Cumaná con el maestro Pompa, el 4º, 5º y 6º con la maestra Graciela Valderrama.

¿Cómo fue tu Infancia en El Rincón?

--Como todo muchacho, en mi pueblo y a la falta de grandes cosas para las diversiones, me la pasaba por allí, jugando con los muchachos, jugando desde trompo para arriba. Echar volador, ir a la playa y pasar todo el día bañándonos.

¿Su inclinación por la poesía?  

--Yo pienso que mi inclinación por la poesía vino de mi mamá. Ella componía mucho. Y yo empecé componiendo canciones, le componía a las muchachas. Y después me puse a componer décimas. Hasta que a esta edad, nunca he dejado de componer, siempre tengo mi material allí, hasta que llegue el momento de plasmar eso en un libro, para orgullo mío y que el pueblo lo lea.  

¿Te quedó alguna composición de tu mamá?

--De mi mamá, recuerdo yo, cuando una vez vine de Curasao, y no fui a su casa un chisme. Entonces otra vez que yo volví a Curasao, ella me mando un poema, que decía: “El único ser del mundo es nuestra madre adorada,/ y después que la perdemos no se repone con nada”. Entonces, yo después le envié una nota, y le digo en ella: Hay madre tengo seis meses que no la he podido ver,/ ni cumplir con el deber como bien te lo merece./ Eso que usted varias veces a mi me lo ha reclamado,/ yo con bastante agrado le digo por tal razón,/ que llegaré a su mansión el día menos pensado./ Yo, por nada de este mundo madre mía podré olvidarte./ Porque expreso sin jurarte/ que  eres mi amor más profundo,/ el cual no tiene segundo ante la moralidad/ de la sublime bondad/ que cierras madre querida,/ lo que es salvar tu vida/ de aquí hasta la eternidad./ Tú dices que crees morir pronto sin volverme a ver,/ pero madre de mi ser aparta ese presentir./ Porque yo si pienso ir/ a estrechar tu mano santa,/ que hasta el cielo se levanta/ para echarme bendición,/ donde con satisfacción/ me arrodillare a tus plantas./ Esa mujer con que ensueñas,/ que a tu lado se retarda,/ es el  ángel de tu guarda/ que viene a traerte seña,/ que una atrás horas risueña,/ han de tener altivez,/ de darte una y otra vez/ vida hasta la ancianidad,/ no morir de enfermedad,/ sino de larga vejes./ Por lo tanto madre mía/ con esta libre conciencia,/ debe tener paciencia/ que de la luz es la guía/,  pues yo abrigo sin poesía/ la gran esperanza y fe,/ que muy pronto llegaré/ a darte el mayor consuelo,/ que calmará el gran desvelo/ que hoy sientes como se ve.

¿Tu dicha la has tenido siempre?

--Tuve la gran dicha de casarme con una mujer que hasta el fin de hoy, ha sido my única compañera, María Vásquez de Montaño. Me casé en febrero del año 1954 en Manicuare, con quien tuve 10 hijos: Dunia, Olivia, Maribia, Carmen, Adelfa, Luismar, Luis Arturo, Luis Tomas y Luis Jesús.  Tengo muchos nietos.

¿Cuántas poesías has compuesto?

--Bueno, de todas yo hago un cálculo como de 600. Todas las tengo almacenadas allí.       

¿Cuál es el poeta de tu preferencia?

--Desde niño fui muy amante de las poesías de Salmerón. A pesar que reconozco la grandeza de Andrés Eloy Blanco. Y he leído poemas de Pérez Bonalde, y de muchos poetas. Pero me he inclinado por ese soneto de Cruz Salmerón Acosta. Que es lo más que me apasiona.

¿Qué me puedes decir sobre el Instituto Municipal de Patrimonio al nombrarlo patrimonio viviente del Municipio?

--Es algo que me llena de satisfacción, y de mucha alegría. Porque cuando uno espera algo que le haga justicia. Es muy bueno y noble cuando se lo dan. Cuando uno ve que el pueblo lo toma en cuenta, y lo ven. Araya está llena de poesía. Y esos valores hay que buscarlos como dice Aníbal Núñez, para tomarlos en cuenta y hacerlos grande. Mañana pasado que salgan en libro, eso es muy bonito.

¿Cuál es tu inspiración cuando escribes?

--Te puedo decir con sinceridad que a mí cualquiera cosa me inspira. Por ejemplo, yo les he compuesto poesía a mis hermanos, a mis hijas, mi familia, y cualquier acto que yo vea me inspira a componer y lo hago, la pesquería de mi pueblo, los atardeceres, el mar de mi pueblo...

¿Te gustan las composiciones de Ángel Hernández?

--Sí, como no, lo admiré mucho también. Tuve el gusto y agrado de compartir con él. El canto de la Cruz de Mayo, canté mucho con él. Incluso me regaló una vez una poesía muy bella. Que siempre me la recuerdo. Que dice:

Un magnifico preludio/ Urdo a través de mis labios. /Desprovisto de resabio/ Por disipar un repudio./ No fue por medio de estudio/       

Lo que en mi mente consigo, / Ni son glorias que recibo / Como laureado poeta. / Con sencillez interpreta/ La décima que yo escribo…

Siempre lo recuerdo, me dolió mucho su desaparición,-Continuó Montaño muy emocionado hablando-- yo estuve hablando con él cuando estuvo enfermo. Y me decía de esa necesidad que él tenía, de que se le hiciera justicia con la publicación de un libro. Fue un hombre con una mente tan prodigiosa. Viviendo en ese estado en esa casa. Lo que pasa es que antes esa gente no tomaba los valores de aquí. Todo era llenarse los bolcillos ellos, y no tomar en cuenta a los valores. Hasta que después supe que le habían sacado un libro.

¿Cuál era tu actividad en las Cruces de Mayo?

--Eso se ha ido extinguiendo, y eso es una maldad, eso no puede perderse. Porque esas son tradiciones que tiene que salir al aíre. Revivirlas nuevamente. Antes yo me la pasaba de Cruz en Cruz aquí en Araya y en Manicuare, yo cantaba con Ángel Mata y con su hermano, canté también con Francisco Antonio Patiño, y Gerónimo Mago. Ayer murió una figura folklórica que nadie nuca le justificó nada, como lo fue Ildo Mago. Quien fuera una figura que cantó en todas esas cruces de mayo de todo ese mundo por allí. Y es una maldad, y nadie le ha hecho nada. Aunque él tenía la broma, que no sabía leer ni escribir. Pero era un hombre grandioso. Un hombre de 83 años y llevó una caída. Y esa caída lo perjudicó tanto, que lo trajeron al hospital, y no pudo recuperarse más de ahí.   

 ¿En qué otras partes estuviste trabajando en tu época?

En Caracas, Curasao, 6 años en la empresa Avensa, después de una huelga me retiraron. Fue la época de inicios de la década del 60. De allí me vine para acá, me puse a trabajar en unas lanchas rastreadoras por ahí, y eso era un martirio. Pero tengo a un hermano, que gracias a Dios. Fue el salvador de mi vida en ese aspecto, me dijo, mi hermano quédese aquí que yo le consigo trabajo en la empresa, y lo logró, que es Tibaldo.

¿Cuántos hermanos son ustedes?

-- 7 varones y 3 hembras. Tomas Antonio, Arturo, Tibaldo, Asdrúbal, César, Tisbeth, y Carmen y Albanelly.  Yo soy el primero. Ya tengo 75 años.

¿Qué me puede decir de la parte cultural en el municipio?

--Eso es muy importante, es muy bonito. No debe morir nunca, es lo cultural.

¿Tus otras participaciones en Araya?

--Bueno, después de las cruces yo cantaba canciones, me emparrandaba, y así era mi mamá. Y la acompañaba en las diversiones. Teníamos a Eulalió Medina quien era quien nos armaba a los pájaros, y no se nota  a alguien que pueda levantar eso. Eulalio se fue, y ni siquiera un hijo quedó en arreglar a un pájaro.

¿Tienes una Anécdota que nos pueda decir?

--Una vez fui a Margarita a trabajar, y quien estaba como jefe era Ildo Mago, y entonces nos dimos cuenta que todo el mundo calaba menos nosotros, y ese pescado avanzando. Y le pregunté ¿compadre Ildo y por qué nosotros no calábamos?

--No mi amigo, porque este lugar yo lo conozco poco, y se puede romper la máquina, y así es la cosa, y cuando vemos, viene en el timón encima del tren, entonces digo yo así: “Esperando que se tire el pájaro en la carnada,/ La Dios me la dio fondeada/ se hallaba en punta de tigre/ . , a lo que a Ildo Mago me dice: Mire compadre como hay pescado,/ pero aquí nunca he calado, / y hoy no lo puedo hacer,/ porque podemos poner la máquina en mal estado. Entonces me dijo mi compadre, para eso es que tú sirve, oíste.

El día viernes 29 del presente mes de Octubre, hay una Programación: En la Aduana, a partir de las 7 pm. Donde se realizará la Declaratoria a Patrimonio Cultural viviente del Municipio Cruz Salmerón Acosta al poeta Luis Jesús Montaño Narváez. Con palabras del alcalde Callate y recitar poético de: Alejandro Millán, Jesús Núñez, Aníbal Núñez, Porfirio Díaz, Kenya Bermúdez, Gonzalo Román y Leobaldo Vásquez. Concierto del Grupo Cazuela y Danzas Haraía.

En la gráfica: Luis José Montaño durante una intervención

Agradezco al amigo Luis José Montaño por el tiempo prestado a esta entrevista. 

A nada vine, nada traje y nada me llevo

Antonio Rafael González un personaje peninsular

Uno de los personajes que es referencia en la península de Araya es Antonio Rafael González, conocidos por todos como el Mocho Rafael González. Con él tuvimos la oportunidad de conversar en su casa, en la bella población de Guayacán.  Sus abuelos: Demetria González (Pajarita), Josefa Lunar (Coche), Ricardo Fuentes (Margariteño) y Pedro Marval (Choche). Sus padres: José Manuel Lunar y Felicita González. De la familia es el número de 37 en total, de su mamá el 3ro, y de su Papá el 8vo. Nacido el 24 de agosto de  1929, por cédula nos señala en voz alta, pero en verdad nació en el año 1927.

Para el año 36 cuando se fui para Caigüire de Cumaná, en esta comunidad de la capital del estado cargaba agua, y hacía mandados para poder ir a la escuela un año. Su maestro para el momento se llamó Rafael Vásquez Alcalá, se ganaba un cobre por bolívar para comprar un cuaderno, en ese tiempo veía a alguien que estudiaba, y yo no podía hacerlo, --se preguntaba él-- pero leía libros para poder porfiar con alguien. Ya para los años 1950-1952 estoy en Punta de Piedra, --nos decía el Mocho-- en esta comunidad insular había una planta eléctrica, pero era muy deficiente y la apagaban a  las 10 de la noche.

Pero como yo era muy feo, --continuaba Rafael describiendo-- me acerque a una casa donde vivían varias muchachas, entonces una de ellas me pregunta si yo estaba en ese barco, yo le respondí que sí, pero era de noche, ella no me veía la cara, pero me veía el sombrero, que era muy bueno porque era del capitán, y la ropa que llevaba era inservible, a lo cual siempre yo he dicho: “No importa la ropa, lo que importa es lo que está dentro de ella. Y esa muchacha después que salió a la luz, lo hizo con una lamparita hacia afuera, preguntando en que escuela estuve yo. A lo cual le referí que yo estaba estudiando en el liceo Sucre, aunque yo en realidad no vi liceos, a lo que yo también le pregunté en que liceo había estudiado ella, respondiéndome que había estudiado en el liceo Rísquez. Al instante ella me pregunta que era archipiélago. Yo sufrí por un momento y me puse a pensar, que podía ser archipiélago. Y le dije que era una porción de islas, como está en los Roques. Refiriéndose a mí, me dijo que había mucho, a lo cual le dije que sí. En un instante Rafael comienza a decir en forma muy rápida la historia oficial de la fundación de Cumaná y Nueva Córdova, tan rápido como se lo permitía su memoria, saliendo la historia casi en versos. Al final de lo relatado, interrumpe manifestando, la muchacha al compañero de Rafael: “Ese joven si sabe”.  Entonces le pregunta, y entonces por qué está en ese barco, a lo cual le dijo, que era que yo estaba pasando vacaciones. Pero en realidad era que no tenía ropa y la comida era buena en el barco. Mientras que el trabajo era muy fuerte. Yo entendía que ella había quedado enamorada de mí, pero yo caprichoso le decía, Tocayo mi lengua es muy buena, pero mi cara no me sirve. Pero después que la muchacha me vio la cara con un pantaloncito me dijo: de quien estoy enamorada de ese cara de verraco americano. De nuevo llego a Guayacán, y desde ese momento he mantenido una lucha por mi causa.

Mantuve una lucha contra el régimen de Marcos Pérez Jiménez, quien en Araya dejó a más de 100 ahijados. Yo lucho por mi causa. Y no soy de esos hombres jala mecates, sino de los que lloran o los que ríen, y al mar solo voy porque es mi amigo mi padre, fue el título que me dejó papá para defender los derechos de mis hijos, y cuando llego a la otra orilla paso a la otra página porque no sé leer y escribir.     

¿Cuándo perdiste la mano?

Para el 27 de diciembre del año 1969 perdí un a mano, no me acobarde, aquí estoy, pero me dicen,

¿Cómo la perdiste?

--A bueno, porque nosotros hicimos un cementerio, y nos decían que en Caimancito y Chacopata hacían fiestas, como también en Guayacán, nos pusimos hacer la capilla, ya todos han muerto, quien está vivo hasta hora puedes decir que soy yo. Porque de Guamache estaba un compañero muy bueno que se fue era Pablo Enrique, entonces la lucha de nosotros fue tan grande que hicimos la capilla, y cuando la inauguración, en la primera fiesta, Yo no gusto de armas, pero me pusieron a cuidar fuegos artificiales, entonces yo les digo a los muchachos, para ese momento me encontraba enratonado, y entonces uno de ellos dice que hace falta un tumba rancho, y yo le dije que me lo diera, y me volé la mano. Pero no me acobarde, porque los hombres debemos ser hombres. 

El hombre debe conocerse por su trabajo y no por la ropa que llevan, hoy día el patrón está en llevar unas buenas ropas para que los respeten, no sabiendo que esa persona no es un luchador de su pueblo.

La península de Araya está siendo olvidada, pero ella tiene como desarrollarla. No solamente decir que yo tengo un carro y la desarrollo (pero con la lengua).

¿Cuál fue su recorrido que realizó como pescador?

--En la playas de higuerote, el totumo, en la Boca de Buche, Carenero, Playa de Paparo, pescador pobre pero no un pobre pescador. Amigo pobre pero no un pobre amigo. Vamos a luchar vamos a trabajar. Vamos hacer futurista, porque hay tipos que dicen: Yo tengo, pero pidiendo. El futuro está en el mar, en la tierra, que tenemos bastante, tenemos de todo, ¡¡pero también tenemos flojos!!, hombres inservibles,     

¿Cuáles son los libros leídos que le han gustado?

La geografía de Venezuela, la Aritmética, la Gramática,

Rafael recuerda  que para el año 29 que a Ricardo Fuentes Ortega, su abuelo, a quien se llevan preso por estar en contra del régimen, y en Guamache de la isla de Coche deja a un hijo quien fue editor en Caracas de un periódico, pescador, escribió un libro llamado “La Vivencia”, fue gobernador del estado Nueva Esparta del 43 al 45, deja por recuerdo una Parroquia; Güinima, el nombre de Ricardo Fuentes para recordarlo. En los pueblos de la península debería tener eso, porque no tenemos historia, la península tiene historia, y a Ricardo Fuentes se lo llevaron por guardar a Alcántara Linares, a Pedro Elías Aristiguieta y a Doroteo Flores. Guardaron los Morros de Guarapo Duro, cuando el barco Falke, y a él lo vinieron a buscar Emilio Fernández quien fue el gobernador del estado Sucre cuando el General Gómez, y de allí lo trasladaron a Puerto Cabello, para morir. Matan a Juan Ramón Frontado, bajando el puente de Guzmán Blanco, cuando decían ¡viva Ricardo Fuentes! La península y Guayacán tienen historia, que no tomamos en cuenta.

Los hombres luchadores por su pueblo sienten su tierra. Porque aquí, Guayacán,  se llamó Mangles de Carrillo por unos señores, que venían de Pampatar, con filetes, que llamaban filete macurero, filete tortuguero, y vivían en la parte arriba, y se llamaba Mangle de Carrillo, después de mucho tiempo fue que llegó Ricardo Fuentes, y puso esto Guayacán porque los hombre eran muy terrible para el trabajo, eso fue como entre 1880-90. Más adelante, a mucho tiempo, Guayacán estaba caído y llegó un cabo de resguardo llamado Carmelo Vásquez que era de Araya, fue quien fundó junto a Juan José Lunar con un filete y este fue trabajando, y poco a poco fue recuperándose.

¿Quienes más vivían en Guayacán?

En Guayacán llegaron los Ortega, al igual que los González,

¿Mayor logro y decepción en la vida?

--El logro  es  la pesca, porque con ella logra cumplir su cometido y ser libre económicamente.

--Mi mayor decepción es ver, hoy día, cuando en Guayacán hoy día hay  liceo, universidad y no se gradúan los muchachos.

En este gobierno como hay dinero, le han dado dinero a la gente, pero todo lo que hacen es comprarse ropa, y todo lo que se la pasan  es pidiendo dinero.

A la capilla vieja de Guayacán el señor justo Alfonzo le donó la porcelana a la capilla vieja de Guayacán, y tú papá Carlos Isava nos hizo el favor de ponérselas.

También le tengo una canción a un hijo que se me mató, se llamó Julio cesar, quien vivía en la isla de coche, y lo traje, tuvo con migo 13 años, y la recitó…

Sobre tu participación de grupos culturales.

Yo fui el que dije, yo voté por Chávez éramos 166 de la Asociación de pescadores, y dije que él iba a ayudar a los pescadores, cuando me percaté los que no votaron por Chávez los vi con camisa y pantalón rojo. Y luego me retiré por eso. Me retiré como comisario en la Asociación que era mi puesto, había un negrito Rafael Santana que andaba por estos lugares.

¿Cómo fue Francisco Salazar en el Pueblo?

Bueno, yo como le decía era el fenómeno, porque lo fue para mí, no fue familia mía, pero fue un gran hombre. Hubo mucha gente que vino ante mí para que hablara con Francisco,  para que los ayudara a conseguir trabajo. Recuerdo que un día como yo le presté los botes a Francisco, y me llama Francisco, para preguntarme, que cuánto me debía. Yo le referí que sólo me debe esto, un papelito, y se lo entregue. A los pocos días la persona era Jefe de Personal del Inos. Ahorita es el alcalde que está en la isla de Coche, se llama, José Francisco Fermín. Hermano del que salió, José María Fermín.  Y así, leí muchas cosas que hizo Francisco Salazar en la Península desinteresadamente. Ese le hacía un favor a cualquiera, no le importaba del partido que fuera. De fuerte carácter, pero humilde. Por eso digo, que el dinero no es todo en la vida. No sé porque hasta los momentos no se ha valorado del papel de  Francisco en la península.

Por eso cuando yo me muera, solo quiero: Yo no quiero ese clarinete, no, poesía, un cuatro y poesía, una tumba rasa, y unas lágrimas. Para que tanto luto, para que tanta “pendejera”.

¿No crees que debamos emprender una campaña para ponerle el nombre de Francisco Salazar a una institución aquí en Guayacán?

--Mi pleito siempre ha sido eso: Eduardo Ortega, Esteban González, Francisco Salazar. Que aunque sea un busto, cualquier cosa. Esos son los recuerdos que quedan.

¿Usted estaría de acuerdo que la casa de la cultura en Guayacán llevara el nombre de Francisco Salazar?

--Sí, ¡necesita firma!. Eso está bien, para que son luchadores, ellos no dejan dinero, lo que dejan es recuerdo. Por eso es que existe la poesía: “Y un resto de llanto que no…”

Nunca he tenido autoridad en este pueblo, pero a mí, todo el mundo me respeta. Una palabra que he dicho: ¡Cuídenmelo, cuando me muera me lo cuidan!

Rafael en su forma peculiar nos dice: "Recuerdo que cuando Francisco Salazar, se dijo aquí: Aquí no va haber puerco. No hubo puerco. Una vaca, matamos una vaca, un toro matamos a un toro, ahora siembran árboles y las mismas maestras siembran chivos. Nosotros mismos somos culpables de lo que está sucediendo, no el gobierno. No toda la culpa debe tenerla el gobierno".

Yo recalé a Araya, --Continúa Rafael- en un falucho en el año de 1938. Parece mentira, el muelle chiquito, el año 50 pesque con Cuco en la punta del muelle, me agarré con Pelo e´ tuna, la vida es una escuela, y no hay que ir a la universidad.

¿Cómo se define el Mocho González?

--Yo no me molesto porque me llamen loco. Porque no debemos burlarnos de nadie, porque se nace para ser algo. Yo soy pescador, porque hay muchos que salen y se llaman pescador para que les den crédito.

¿Tú mayor satisfacción en la vida?

--Ver a la gente trabajando, luchando por una causa.

¿Tu mensaje a la península?

--Que la península tiene como desarrollarla, porque es un pueblo para surgir.

¿Tu frase en particular?

---"A nada vine, nada traje y nada me llevo"--, Porque yo nací sin nada, y tengo botes y motor, y lo que tengo no me lo voy a llevar en la urna.  Porque si me llevo todo me van a maldecir. Y la familia se va pelear por lo que uno deja, y ejemplos sobra.

Gracias a Rafael González por su tiempo. 

En esta sección les entregaremos para deleite del público diferentes entrevistas a personajes que de una u otra forma están vinculados con la península de Araya. A continuación listado de los entrevistados:

INGRID CHICOTE:  Primera ganadora de la I Bienal Internacional Cruz Salmerón Acosta 2010.

Ingrid Chicote ganadora de la I Bienal Cruz Salmerón Acosta

Carlos Ysaba López.-

La I Bienal Nacional de poesía Cruz Salmerón Acosta viene a llenar un vacío el espacio en el oriente del país, cubriendo con el manto de la esperanza a los poetas, y no faltaba más, que llevara el nombre del poeta del azul, y fue precisamente en momento en el aniversario de la muerte del poeta cuando nació en el 2009. Para muchos el poeta no murió aquel día, él salió de su tumba a buscar la lluvia que pedían sus hermanos. Y la trajo… y la trajo, pero a cambio de su vida, por eso él dio vida para que siguiera viviendo ese soplo de Dios.

Y ese día precisamente, 29 de julio del 2010, tuvimos la oportunidad de conocer y dialogar un poco con Ingrid Chicote, la poetisa que se llevó el premio de la I Bienal. No había un mejor sitio para hablar con ella que la casa del poeta Cruz María, desde donde divisó los azules que se confunden para formar cielo y mar. Una casa donde se siente ese hermetismo de su presencia.

Originaria de Caracas, y desde los cinco años vive en Villa de Cura, Capital del Municipio Zamora, en el Estado Aragua.  Ha recibido diversos reconocimientos por sus aportes en la cultura, la educación, la literatura y el quehacer comunitario. Se ha desempeñado como redactora y jefa de Redacción del Diario La Antena. Textos suyos han sido publicados en El Periodiquito, El Clarín, El Siglo, el periódico Universidad Consejista, de la UNESR, y otros medios. Ha publicado el poemario Piedras concentradas (Fondo Editorial Senderos Literarios, 1997)

¿Qué te motivó a concursar en la bienal?

--Primeramente la afinidad con el poeta. Y eso salió cuando mis amigas dicen que yo tengo secuestrado todos mis libros, que los tengo todos en la computadora, y que ese material allí estaba mudo. Y me llevaron todas las bases de las diferentes bienales que se estaban dando. Así que decídete y manda un libro --me dijeron. Cuando yo empiezo a leer, habían muchas bienales, y muchos concursos de literaturas. Pero cuando veo Cruz Salmerón Acosta, dije: ¡no!, yo voy a mandar para éste. Por la relación desde la infancia que tuve con el poeta,

¿Y eso como sucedió de la relación con el poeta?

Conozco al poeta por mi maestra de 4º, Vestalia Chiquito de Rivas, ella me consentía mucho, porque sabía que me gustaba escribir y siempre me llevaba cosas para leer. Y me ponía ejercicios, y una vez nos dio una clase sobre el poeta. Nos leyó el poema azul, y a partir de allí nos empezó a preguntar, cómo nos imaginábamos a Manicuare, la Península de Araya, como nos imaginábamos a ese poeta que estuvo tan enfermo, que murió del mal de Hansen, y todo eso me parecía tan tierno, y entonces empecé a leer a Cruz Salmerón, y cuando se crea esta bienal, me dije, bueno voy a mandar para Manicuare. Que si no gano la bienal, los libros a lo mejor los arrojan en el mar, y algún destino bueno tendrá esos poemas. Mi sorpresa cuando me llamaron que era la ganadora de la Bienal.

¿Cuándo te llamaron para darte la noticia?

--El viernes 23, que fue el del veredicto. Antes de darlo en Manicuare, en un acto público.

¿Qué sentiste en ese momento?      

Respira profundo, y luego nos dice, sacando las palabras de lo más profundo de su alma. –Fueron Muchos sentimientos encontrados, me sentí muy emocionada, asustada porque es un compromiso, que uno pasa del anonimato a otro nivel, y eso nos compromete a uno, a mantenerse escribiendo, o a través del conocimiento de la poesía. Yo facilito Talleres de poesía, uno de ellos se llama la comunidad y la escritura, que recoge la oralidad. Ahorita estoy haciendo un trabajo en Villa de Cura, donde estoy recogiendo la oralidad de cada uno de los barrios, eso lo estoy haciendo a través de la Casa Nacional de las Letras. Pero es más fácil mostrar el trabajo de otro que el de uno.  

¿De donde es esa maestra que te habló por primera vez de Salmerón Acosta?

--Esa fue mi maestra Vestalia, yo estudiaba en el colegio de San Agustín. Nosotros compramos un terreno en Villa de Cura, pero en realidad vivíamos en Caracas en la semana. Y vivir en Villa de Cura era el sueño,  vivir en la Villa. Y mi maestra trabajaba en Caracas en el colegio San Agustín, Caricuao. Y allí era fue muy estimulante, y casi todos los profesores que tuve en el colegio fueron determinantes para dedicarme a escribir poesía. Tanto ella, como la profesora Peregrina Tornete, el Prof. Jesús Gregorio Díaz, Prof. De la Cruz que es de aquí de Cumaná fueron importante para mí, tanto a nivel de lectura marcaron este gusto por la literatura.    

¿Tus padres de donde son?

--Mi papá, murió hace dieciséis años, se llamaba  Víctor José  Chicote Areal, su familia era de la provincia de Soria en España. Mi mamá nació en Caracas, se llama Flora Araujo, de los Araujo de Trujillo. Y mi mamá es extraordinaria. Tengo tres hermanas, somos cuatro hembras, y mis hermanas se dedican a otras actividades, tengo una de ellas que es mecánica de Aviación, otra que es ingeniero, se llaman Vicky, Samanta que trabaja en Puerto La Cruz en un aula hospitalaria, y Pierina Saramera que es hija de mi mamá.         

¿Cuál fue el nombre que te dio el triunfo?

--“Huelga de Palabras”. La obra está escrita en prosa poética. En realidad fue una obra que escribí poco a poco, cada día escribía un poema distinto, y surge de una lectura que hice de la Odisea de Homero, el primer poema surge de esa lectura, cuando la Ninfa Calixo tiene que despedirse de Ulises. Y entonces ese dolor tan grande, pero bueno, los Dioses son los Dioses. Entonces ella tuvo que obedecer a los dioses y dejar partir a Ulises. Y escribí el primer poema de ese poemario, que se llama albores de un Suicidio.  Y después cada día me gustó lo que escribía allí, no pensé que lo podía continuar, pero entonces todas las mañanas, me despierto muy temprano, a las tres de la mañana me paro a escribir, si no lo hago en esa hora no lo puedo hacer en el resto del día. Entonces todos los días amanecía con una cosa distinta. Y empecé a escribir, es un libro muy diverso, es un libro… ¡raro! –Ingrid haciendo muecas se ríe. Fue eso y el poema que lleva el título Huelga de Palabra. Es que a veces el silencio dice mucho más que tantas palabras juntas, y entonces escribí un poema, ese poema, que estaba dividido en varias líneas habla sobre la verdad, los afectos, sobre la soledad, sobre que decir en un momento en que uno no tiene palabras. Qué hacer con esas palabras que uno quiere decir pero no puede porque sobran, y de eso se trata casi todo el libro. El libro lo cierra una carta que le hago a Eduardo Galeano, relacionada con un artículo que él escribió, que se llama en defensa de la palabra. Entonces si hay que defender las palabras que están indefensas. Entonces escribí, se llama, Carta indefensa: cartas desconocidas a  Eduardo Galeano.

¿Hay posibilidades de la publicación?

--No he preguntado nada de eso. No lo sé, yo pienso que sí. Porque las Bienales siempre vienen acompañadas con la publicación del libro.

¿Qué te pareció Manicuare, la casa del poeta, donde estamos hoy aquí?

--Un espacio demasiado poético, hermoso, la gente es muy cálida. El respeto que hay por los poetas es único. Yo he viajado, he tenido la oportunidad de ir a otras zonas de Venezuela, y en verdad lo que se vive aquí, no porque yo sea la ganadora, sino que acabo de ver en el museo, como ustedes tienen a sus poetas, en un espacio tan bello, con sus fotografías para que la gente que venga de afuera los conozca, eso es muy importante. Les decía yo ayer a los muchachos que concursaron de aquí de la península, que uno tenía que seguir escribiendo, que uno tenía que seguir trabajando, y que les agradecía mucho la caballerosidad que tuvieron conmigo porque son unos caballeros. Todas esas cosas son precisas, es como tomarse el café en su justo momento. La gente de aquí es muy bella. Quedé enamorada de Araya y Manicuare. Respecto a la casa del poeta es un sitio muy sagrado, uno siente la presencia, de esa figura tan hermosa, eso emociona mucho, --Los ojos a Ingrid se le llenan de lágrimas— porque el poeta está más vivo que nunca,  tener un pueblo, un municipio que se llame Cruz Salmerón Acosta. Es inédito, creo yo, en el mundo, donde un poeta logre que un pueblo lo devocione, como lo  devocionan aquí, y que lo recuerden y que aprendan de él. Y que sigan aprendiendo sobre Cruz Salmerón Acosta, el libro de las cartas que publicó recientemente el CNE, eso es una maravilla, una hermosura de libro, eso quiere decir que hay mucho respeto, para la figura de Cruz Salmerón, y con esa figura se respetan a todos los poetas, de aquí de la península. Entonces eso es muy hermoso.

¿Tus estudios donde los realizaste?

--Estudié primaria y bachillerato en el colegio de San Agustín, luego cuando pasé para 5to año nos mudamos definitivamente para Villa de Cura, se acabó ese viaje de ir y venir, y me gradué en el liceo Alberto Smith de Villa de Cura, luego ingresé a la Universidad Simón Rodríguez, a estudiar educación, y estudié también en la universidad de Carabobo, soy terapeuta de medicina tradicional China. Trabajo como docente, trabajo como docente en la Unidad Bella Vista del Municipio Sucre del Estado Aragua, allí promuevo las actividades culturales, estoy encargada de la parte de teatro de la institución,  además trabajo con el colectivo de educación popular en el Municipio Zamora, allí tenemos un trabajo articulado con el gabinete cultural, con la Casa Nacional de las letras, con los músicos, tratando de darle otra energía a Villa de Cura, y sobre todo haciendo promoción de lectura. Soy coordinadora del plan revolucionario de lectura en el Municipio Zamora.

¿Qué aspiración tiene más adelante, qué proyectos tienes?

--Como proyecto me gustaría recopilar a los poetas populares. Porque el poeta popular es la vida de las comunidades. Quiero hacer una antología, de los poetas populares de Zamora, que es donde yo vivo porque son muy importantes, es algo que quede para dárselo al pueblo. A veces ellos no escriben, entonces hay que recogerles toda esa sabiduría. El otro proyecto es terminar el taller en todo el municipio Zamora, recogiendo la historia local, para la edición de un libro. Ya llevo dos comodidades, una es los Valles de Totocunemo, la otra es la Coromoto, en estos momentos estoy en una comunidad que llaman Las Mercedes, y es bien interesante. Las mercedes es una comunidad donde se trabaja con arcilla, rica en arcilla, tiene minas de arcilla, y allí lo más famoso de esa comunidad es que la aislaron en algún momento de Villa de Cura, porque allí vivían la gente pobre, el centro de la Villa vivían los aristócratas, no se podían ligar con cualquiera, entonces mandaron a la gente que limpiaban a loa obreros y todos esos para que vivieran para allá, para las Mercedes, esa es una historia bien interesante, que tiene ese lugar. Valle de Tocotunemo es la comuna. La primera comuna que tenemos ya constituida por Decreto y todo, es una zona rural hermosísima, donde se siembra maíz, papa y yuca, entonces allí hay una riqueza cultural muy bella, donde he entrevistado a unos señores de 103 y 98 años, porque hay que recoger esa historia, porque esos viejos se nos van air, y no nos pueden contar esa historia.

¿Eres casada, tienes hijos?

--No, tengo 4 hijos,  una hija de 25 años, tengo una nieta muy preciosa de 3 años, mi hijo Marcos José y mi hijo Alejandro que es el más pequeño con 9 y 13 años respectivamente.

¿Tu apellido, de donde es originario, qué significa?                   

--Cuando niña me echaban mucha broma, porque el chicote, es esa expresión con dos deditos en la piel. Como te dije mi familia es oriunda de Soria, y se vinieron en 1864, mi Bisabuelo se llamaba Demetrio Chicote, y somos las últimas en llevar el apellido por nuestra parte, porque ya se acaba el apellido. Por lo menos de nuestra parte somos puras hembras, no sé qué significa el apellido, pero sé que tenemos familia allá en España, pero hay una lejanía muy grande, la familia de mi papá es maravillosa, a ellos les agradezco mucho la formación que me dieron en cuento al arte, el orden la belleza, la pulcritud, y básicamente me siento más venezolana y criolla que mucha gente, culminado sus palabra de esta conversación con muchas Risas y llena de la más grande humildad…

Gracias Ingrid Chicote por su Tiempo. .  ,