CARNAVAL PENINSULAR

DESFILE DE CARROZAS ESCOLARES Y DEL PUEBLO  07/MARZO/2011

DESFILE DE CARROZAS ESCOLARES 04/MARZO/2011  

Los carnavales en Araya

Este trabajo que fue publicado en el diario del Estado Sucre SIGLO 21,  en la página ECOS DE SAL, es colocado en éste, su sitio, desde ahora en adelante: ARAYEROS.COM como testimonio histórico de nosotros los peninsulares, quienes valoramos nuestros recuerdos, y como parte de de nuestro patrimonio cultural. Claro, solo es una aproximación de todos esos momentos que pusieron en movimiento a nuestros pueblos, y que puede ser alimentado a través de sus mensajes y fotografías para ponerlo al servicio del esta bella tierra, llamada Península de Araya.

En Araya los carnavales tuvieron las primeras relevancias con las reinas elegidas en la Escuela Concentración, hoy E.B Cruz Salmerón Acosta. Participaban candidatas de todos los pueblos, porque allí iban a estudiar todos los alumnos de la península. La comunidad colaboraba espontáneamente con la reina, no importando del pueblo que natal de las candidatas. Por otro lado, el Ministerio de Hacienda aportaba su grano de arena en la confección de la carroza.

Fueron electas para los momentos Sonia Pereda, Sonia Patiño, Alcira Gómez, Isaura Hernández. Aún las más recordadas son las dos Sonias, que para el momento cautivaron con su belleza primaveral, ¡aún dice la gente! Una de las cosas curiosa fue el mecanismo de elección. Consistía en una especie de ticket que se vendían en la comunidad con el nombre de la candidata, el pueblo al adquirir el ticket por una locha, directamente votaba por la candidata. Quien vendía el mayor número de ticket  era la reina, porque fue la preferida del pueblo. Dicho dinero recabado se utilizaba para el financiamiento de la coronación. Esa forma de elección de la soberana fue copiado del certamen de la reina Yolanda Leal.

A finales de la década de los 60  y comienzo de los 70 salieron varias caravanas que impresionaron a la comunidad, entre ellas  la concerniente a  un escuadrón de soldados. Luego salieron Los Indios,  los esclavos, el Preso 14 y los Hermanos Dráculas.

Los indios

En los primeros días del mes de febrero del 68 la juventud de Punta e´ Guate se entusiasmaba en las transparentes aguas de mar y una playa que es envidia de muchos lugares del mundo. Allí se encontraban Arévalo Vizcaíno y su primo Oneido Vizcaíno, entre muchos otros, jugaban entre vaqueros e indios. Hasta que Arévalo agrupando a todos planteó hacer una comparsa de indios, confeccionando los disfraces con materiales de desechos para abaratar los costos y de los que les brindara la población. Todos apoyaron la gran idea, cada día los integrantes aportaban sus iniciativas para mejorar la comparsa.

Los muchachos en el día iban a las orillas de las playas en búsqueda de plumas de alcatraces, gaviotas y cotorras para diseñar los penachos; caracoles y conchas para los collares. Por otro lado, había quienes buscaban chapas de botellas de refrescos en las bodegas. De la empresa Ensal, Arévalo trajo las cabuyas de cocuiza, la cual deshilachaban y teñían de color negro para confeccionar pelucas. Así mismo, con pintura de color plateado y negro pintaron las hachas de  maderas, realizadas con palos de escoba y cartón piedra. Las hachas, lanzas y cuchillos daban la impresión de ser reales. El polvo de vestina (pintura a base de agua) de color rojo para pintarse el cuerpo, a los pantalones les hacía flecos. El único de ellos que se pintaba el cuerpo de color azul era Arévalo vizcaíno, quien era el cacique de la tribu. Los demás integrantes de la tribu la conformaban, Oneido Vizcaíno, Artemio Salazar, Francisco Vizcaíno, Santiago Marín, Arístides Mata, Gustavo Ramírez, Yancé Millán, Luis Eduardo Frontado, Arnaldo Lunar (Porrón), Isaura Vásquez (la Guerrillera), Irma Lunar, Noraida Mata Guilarte y Norbertico Mata.  En las espaldas se hacían dibujos de pájaros o culebras, los cuales estaban en correspondencia con su nombre. Los brujos de la tribu eran Esteban González y Aurelio (Yeyo) Cova Carreño, por ser los más feo de todos los indios, según  los demás integrantes.

Lo peculiar de esta comparsa era que su escenario de actuar lo conformaba todo lo que lo rodeaba, improvisaban en todas sus actuaciones. Por ejemplo, hubo una oportunidad que entraron en una casa, encontraron una radio encendida; Oneido la tomó en sus mano y dijo: “Jefe morrocoy hablando”. En otra oportunidad se encuentran con el Sr. Julio (Toro) Bermúdez, y uno de los indios lo señala, diciéndole: “Jefe, toro pa´ comé”.

Otro día, entraron a una de casa y todas las personas salieron corriendo de la misma, eran tan reales, que hasta los perros salían llorando. Otro día, la señora Carmen Aurelia Pereda, al verlos pasar por el frente de su casa salió corriendo y se metió dentro del cuarto; los indios entraron al mismo buscándola, registraron toda la habitación y no la encontraron. Buscaron debajo de la cama, en el escaparate y nada. Carmen no estaba detrás del escaparate ¡¡¡sino arriba!!!

En otra oportunidad ven a Aquiles Mago y uno de los indios dice: “Jefe arrancarle la nariz para hacer un sancocho” (Aquiles (+) fue un personaje de Araya con una nariz un poco grande).

Cuando la cosa se ponía un poco fría, y para animar a todos, Arévalo les daba agua de lluvia a los integrantes de su tribu, esta no era otra cosa que un trago de ron.

Los muchachos recorrían todos los bares de Araya, empezaban en el bar Tropical de la Sra. Berta Salazar; luego pasaban a Guanta, bar Sol y Sombra o Rata Muerta; seguían al Sector  La Carretera, bar La Amistad y Unión; pasaban a la Otra Banda donde se encontraba el bar Cha cha cha; después continuaban a la Plaza Bolívar, el último acto lo realizaban en la noche en el bar Rosa del Valle de Loña en el sector Punta e´ Guate.

Un día fueron hasta Manicuare, llegando al bar El Jordán, encontrándose con el señor Gualberto Rivero, a quien le propusieron cambiar una de las indias por agua de lluvia fría (cerveza), desde luego Gualberto aceptó. En el bar se encontraron con Agustín Mago, a quien cariñosamente la gente del pueblo le  dice El Chivo; uno de los indios dice: “Yo sacarle caraota al chivo”, a quien le sacaban del bolsillo, como por arte de magia, caramelos.

En la gráfica prestada por Irma Lunar podemos ver a uno de los Indios Santiago Marín junto a Isaura Vásquez (la Guerrillera), Noraida Mata Guilarte entre otras.

Para la próxima semana tendremos la historia de la comparsa de los esclavos.